7 Pasos Saludables De Una Dieta Para Personas Ocupadas

Sencillas reglas de alimentación para la gente ocupada

Nuestro estilo de vida moderno, con todos sus lados buenos, también ha traído desorden en nuestros patrones de alimentación y sueño, así como una disminución de la actividad física.

Hoy en día, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo sentados, mientras vamos al trabajo, sentado en un escritorio en la oficina, o en el sofá. Si añadimos la falta de tiempo para hacer ejercicio, entonces tenemos una manera perfecta de ganar peso y vivir una vida desequilibrada.

Después de un largo día en la oficina y sobrevivir al tráfico en hora punta, la última cosa en tu mente está en hacer una comida saludable. Lo que se suele hacer es: pedir nuestra comida favorita (lo merecemos, después de pasar un largo día) y tomarlo frente a la televisión.

Para tener una vida saludable es necesario eliminar ciertas cosas como la comida rápida, alcohol, cigarrillos, dulces etc. Sí parece desalentador, pero es factible. Todo se reduce a la forma de preparar los alimentos, tomar decisiones, y cambiar la manera en que pensamos.

Tener una dieta saludable a pesar de tu apretada agenda es posible. Aquí tienes cómo hacerlo.

 

1.Mezcla Todo

Hay una manera de crear una comida sana y nutritiva en unos pocos minutos. Si te preguntas ¿cómo? La respuesta es mezclando.

Los alimentos mezclados pueden reemplazar el desayuno, almuerzo o cena, o puede ser un aperitivo refrescante. De esta manera se puede hacer batidos, sopas o salsas batidas.

¿Qué puede ser mezclado? Absolutamente todo: frutas, verduras e incluso carne. Hay muchas recetas en Internet por lo que las ideas son un montón.

Así puedes expresar tu creatividad mediante la combinación de la comida que te gusta o experimentar con mezclas de alimentos que parecen interesantes.

Los batidos son también muy eficaces, ya que eliminan los antojos de azúcar si se agrega un poco de yogur bajo en grasa o helado.

 

2.Proteínas en polvo

Los suplementos de proteínas se han convertido en una necesidad para nuestro estilo de vida ya que los alimentos ricos en proteínas no son baratos, y hay menos tiempo para prepararlos.

Cuando llegas tarde de trabajar lo último que tienes en mente es hacer una comida rápida, y esta es una situación en la que los batidos de proteínas son útiles.

En algunos casos, es posible que simplemente encuentres que hay un sabor particular de proteína que está absolutamente delicioso y sólo quieres incluirlo en tu dieta.

Pero recuerda, si bien estos suplementos son útiles, eso no quiere decir que sean un sustituto de una comida adecuada. Es recomendable consumirlo con regularidad, pero sólo como una adición a una dieta bien balanceada.

 

3.Llevar botellas de agua

¿Qué es lo primero que viene a la mente cuando se piensa en una bebida saludable? Si se trata de agua en lo que estás pensando, tienes razón.

Lo que necesita el cuerpo es agua. Re-hidrata nuestro sistema porque perdemos líquidos a través de la respiración, sudoración, y el metabolismo. El agua tiene una ventaja más – está libre de calorías y sin azúcar.

Siempre ten una pequeña botella de agua en tu bolso, el coche y en el escritorio de oficina. De esta manera recuerdas hidratarte. Utiliza jarras de agua filtrada para filtrar el agua, y llenar una botella antes de salir de casa.

Los filtros de agua reducen el plomo, zinc, cobre, cadmio, mercurio, cromo, DDT y el sabor a cloro. Si te gusta el agua saborizada, puedes agregar bayas machacadas, menta machacada, pepino pelado y cortado en rodajas o frutas cítricas en el recipiente.

 

4.Preparar la comida para la semana

Tener comida preparada con antelación es esencial para mantener hábitos alimenticios saludables, así como para perder o mantener el peso.

Cuando las comidas saludables están listas y disponibles de inmediato, somos más propensos a comer esas comidas en lugar de comprar comida rápida poco saludable.

Además, al hacer esto, se reduce el estrés y la ansiedad cuando se trata de averiguar qué comer todos los días durante el resto de nuestras vidas.

La clave del éxito está en la preparación. Es muy sencillo preparar con anticipación la comida y disfrutar de comer toda la semana. Por otra parte, todo se puede hacer en un solo día, por lo que no es necesario hacer hincapié en ello durante el resto de la semana laboral.

 

5.Cuidado con los restaurantes

A veces las personas a evitan los restaurantes pensando que van a sabotear su dieta saludable, pero no necesariamente tiene que pasar si se planifica con antelación, ten en cuenta el menú y elige tu comida con cuidado para mantener el ritmo con tu plan de dieta.

Incluso si estás comiendo en una cafetería o en un restaurante, puedes tomar decisiones saludables para asegurarte de que tu comida está bien equilibrada.

Si no deseas terminar comiendo más de lo que hubieras hecho en otras condiciones, la primera cosa a recordar es comer lentamente, tómate tu tiempo y deja de comer cuando estés lleno.

 

6.Frutas y verduras por todas partes

Las frutas y verduras están llenas de vitaminas, antioxidantes y minerales. Además, disminuyen el riesgo de diabetes tipo 2, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.

Comer estos alimentos puede hacer más fácil el control de peso ya que son bajos en calorías. El consumo de frutas y verduras con regularidad contribuye a la pérdida de peso o el mantenimiento de un cuerpo sano.

dieta para personas muy ocupadas

No te olvides de cumplir con tu dosis diaria de productos frescos, y también tener siempre un aperitivo fresco para saciar el hambre. El truco es dejar las frutas y verduras en lugares estratégicos.

Deja una manzana en el escritorio de oficina y poner un plátano en un cajón. Deja una naranja en el coche. Poner una zanahoria en tu bolso, y tal vez tener algunas uvas en la mesa del salón. Por supuesto, la elección y combinación de frutas y verduras dependen de ti y tus gustos.

 

7.Opta por el yogur

El yogur puede ser un gran aliado en tu plan de dieta saludable, pero al igual que cualquier otro alimento debe ser comido moderadamente puesto que es necesario para una dieta equilibrada y variada.

Es un gran producto lácteo, rico en calcio y proteínas, pero lo más importante, que sea bajo en grasas y calorías.

Encontrar un tipo de yogur que se adapte a tus necesidades también es importante, y determina la cantidad que comes diariamente porque algunos son más nutritivos que otros.

Por ejemplo, si no te gusta un yogur bajo en grasa normal, que es muy nutritivo por cierto, se puede añadir otros alimentos para mejorar el sabor como fruta o frutos secos para añadir un poco de textura crujiente al tiempo que aumentas la proteína nutritiva y saludable.

Si te ha gustado conocer estos pasos de una Dieta Para Personas Ocupadas, puedes compartirlo con otra persona. ¡ES GRATIS!

Leave a Reply